0

San Marcos y el arte de hospedarse

Publicado por el .

San Marcos 1

Construido en el siglo XVI como convento y después de haber sido la ubicación de un instituto, un hospital para los peregrinos que realizaban el Camino de Santiago o la cárcel en la que estuvo recluido el conocido escritor madrileño Francisco de Quevedo, el edificio de San Marcos es desde 1964 uno de los hoteles más espectaculares y lujosos de cuantos existen en la extensa geografía peninsular.

Pese a recibir la denominación de Hostal de San Marcos, el hospedaje leonés es, en realidad, un Parador Nacional de gran lujo y categoría cinco estrellas donde se acostumbran a hospedar las personalidades más destacadas que visitan la capital del antiguo Reino de León.

san Marcos2

Además, el hotel posee uno de los restaurantes más conocidos de la ciudad, en el que se pueden degustar especialidades gastronómicas típicas del lugar como el botillo, la cecina o el cocido maragato, así como el plato más conocido de la casa: las ancas de rana.

Por otro lado, el Parador alberga en su interior una ingente cantidad de muestras artísticas que van desde destacadas pinturas de la escuela flamenca, tallas de madera, muebles recuperados de iglesias y casonas derruidas, tapices, bargueños y obras de artistas contemporáneos como Lucio Muñoz, Vela Zanetti, Redondela, Alvaro Delgado, Ochoa, Macarrón y Vaquero Turcios.

Sin embargo, más allá del hotel, el edificio, de estilo plateresco, es seno de una Iglesia y, desde 1869, también da cobijo al Museo de León, donde se pueden visitar importantes obras artísticas como el conocido Cristo de Carrizo, el retablo de la iglesia de San Marcelo o la Cruz de Peñalba.

Te puede interesar

Escribe un comentario