3

Hotel Restaurante La Mora, en Carrasconte, León

Publicado por el .

la mora

Definámoslo de una sola vez, esto se trata de ambiente. El mejor ambiente, la naturaleza es el mejor paisaje, y ciertamente es bien aprovechado en el Hotel Restaurante La Mora, en las cercanías del poblado de Carrasconte en la provincia de León.

Dentro de la zona definida como Reserva de la Biosfera, uno se encuentra mucho más de lo que parece… no solo la maravillosa atmósfera natural, sino que también reliquias religiosas como la Piedra Furada, un megalito perforado localizado a un lado de la Iglesia Santuario de Nuestra Señora de Carrasconte, el megalito habría sido el punto de referencia donde en 1270 Alfonso X el sabio definió los límites entre Babia y Laciana.

Mira que entre tanto ambiente y cultura casi se me escapa el mismo lugar. El hotel en sí esta pensado para llevar las actividades al visitante, y sus servicios son de muy buen nivel, todas las reservas de habitaciones incluyen desayuno y el mismo hotel tiene preparada una buena cantidad de actividades al aire libre en los al rededores, que van desde el esquí en invierno hasta rutas de 4×4, mountain bike e inclusive a caballo.

Si no buscas donde quedarte, el restaurant es per se una buena atracción ofreciéndose además como lugar de reuniones o para celebrar bodas, primeras comuniones etc… el esmero y dedicación que muestran es palpable y de seguro será una experiencia inolvidable.

Información de contacto y más acerca del Hotel Restaurant La Mora en este enlace

Foto por mallauto.es

Te puede interesar

3 comentarios

  1.   Santi dijo

    A las 00.30 de la noche escribo desde este hotel porque resulta imposible dormir. En la plante baja tienen una fiesta y la música esta altísima. Es como tener una orquesta en la habitación contigua. Habitación sin ventana, fría y pequeña. No se lo recomiendo a nadie. Es mas huyan de venir aqui

  2.   Javier dijo

    Hola Santi: Muchas gracias por tu comentario. Tenia pensado pasar la noche del 20 de agosto en ese hotel, así que viendo lo que dices me buscare otro sitio. Un saludo

  3.   jesus dijo

    Despues de varios meses aún siento asco y vergüenza al recordar la presentación y sabor del primer plato, caldo de berzas; pero es que el segundo plato, cordero guisado, empeoraba, no se lo podría comer ni el mastín pulgoso que tenían de guardian en la puerta.Éramos tres y nos hemos ido sin poder comer. Lo solucuinamos con unos excelentes y ricos bocadillos de embutido de la tierra unos kilométros más adelante.
    Tanto el bar como los servicios muy sucios y la sensación general es de suciedad y dejadez.
    En este tipo de establecimiento los clientes solo cuentan a la hora pasarles la fcatura

Escribe un comentario