0

El tesoro misterioso de San Isidoro

Publicado por el .

La Real Colegiata Basílica de San Isidoro, más conocida sencillamente como San Isidoro de León, esconde en su interior numeroso tesoros. Uno de ellos es la conocida como el “ídolo vikingo”, una pequeña figura tallada de hueso, de asta de reno,  de apenas cinco centímetros de altura fechada en el siglo X y única en España.

La figura, tallada con un relieve de orlas entrelazadas, captó la atención de un grupo de arqueólogos daneses que acudió en 1990 a León para estudiar el báculo de San Pelayo de San Isidoro. Por aquel entonces, se valoraba la posibilidad de que este báculo tuviese origen vikingo, aunque finalmente se descubrió su datación románica. Sin embargo, la pequeña talla llamó la atención de los arqueólogos daneses y se reveló como el objeto vikingo más importante encontrado en España.

Las teorías sobre cómo llegó la talla hasta la Basílica de San Isidoro hablan, por un lado, de un botín de guerra entregado por el rey Fernando I y Doña Sancha y, por otro, de una posible ofrenda de un peregrino órdico al santo. De cualquier forma, los diversos estudios sí se ponen de acuerdo en que la talla estuvo un tiempo en el Califato de Córdoba. Las elucubraciones sobre su función son diversas, desde su uso como relicario hasta que la pequeña talla sea una pieza de un elaborado juego de ajedrez.

Te puede interesar

Escribe un comentario